7 tips para alargar la vida útil de mi móvil

Nuestro teléfono a pesar de ser el más inteligente o ser el último modelo que hayan sacado, siempre se termina descargando al paso del tiempo; esto puede deberse a fallas técnicas presentes en el hardware. Este tipo de fallas suelen ocasionarse con el mal uso del dispositivo por nuestra parte; cometiendo los errores más típicos y que menos nos esperamos, solemos alterar el funcionamiento del teléfono. Dando así como consecuencia que con el tiempo este deje de funcionar correctamente y se empiece a apagar antes de lo normal.

Existen varias maneras de corregir estos errores, es decir, de utilizar mejor nuestro teléfono o dispositivo; de esta manera en el futuro podremos ver cómo sigue teniendo la misma duración de la batería. Así le estaremos dando un alargamiento a la vida de nuestro dispositivo, y disfrutar más de su uso.

1-      No permitas que tu teléfono se quede cargando toda la noche entera

Generalmente utilizamos nuestro teléfono de manera constante y a veces de forma más excesiva durante el día. Y único momento en que en verdad dejamos descansar y recargar nuestro teléfono es al irnos a dormir; en este momento es cuando lo dejamos completamente cargando hasta que despertemos y seguramente se terminó de cargar desde mucho antes. Más adelante esto puede traer consecuencias en la batería del teléfono.

En muchas ocasiones se han visto casos en que las personas presentan problemas con la batería del teléfono debido al exceso de carga que este recibe; muchos dispositivos no están diseñados para disipar el calor que este recibe al cargarse. Al no tener un escape la temperatura de la batería aumenta mucho y esto hace que el celular tiende a oxidarse; esto genera un degradado en el tiempo de vida del teléfono.

Por este tipo de reacciones que tienen los teléfonos, lo más recomendable es saber cuánto dura el teléfono en cargarse por completo. Así sabremos en qué momento conectarlo y cuánto tiempo después deberemos desconectarlo; estando en su máxima carga de batería.

 

2-      Apaga el móvil de vez en cuando para que descanse

El teléfono es un dispositivo electrónico que al igual que otros como computadoras, tablets, televisores etc. deben tener un pequeño descanso de vez en cuando. Si esto no se realiza se corre el riesgo de que se recaliente la batería y se vea afectado futuro.

Muchas personas ven de manera necesaria el uso continuo del teléfono, para no sentirse desconectados de las redes sociales; por lo tanto no suelen apagar el dispositivo ni cuando están durmiendo. Haciendo que el teléfono trabaje las 24 horas del día, lo cual no es bueno porque se acorta más rápido su tiempo de vida.

Si nunca apagas tu teléfono, seguirá funcionando en su momento sin ningún problema. Pero esto a futuro afectará a la duración del dispositivo ya que el tiempo de vida del teléfono depende mucho de las veces que se ponga a cargar. Un consejo muy útil si no te gusta apagar el teléfono muchas veces es el siguiente; al menos una vez al mes deberás apagar tu teléfono, durante toda la noche. Así le permitiremos un verdadero descanso y una eficiente recuperación.

3-      Usa solo el cargador original de tu teléfono

Los cargadores de los celulares vienen con un diseño únicamente adaptado a la transferencia necesaria de energía al modelo exacto de teléfono; volviéndolo un accesorio de carga de alta complejidad. Se vuelve difícil de cargar ya que los cargadores tienen medidas de seguridad para no dejar pasar más amperios de los necesarios; evitando así un sobrecalentamiento. Y si al usar un cargador que no es del teléfono, corres el riesgo de no cargarlo lo suficiente o sobrecalentarse en caso contrario.

Al no dejar pasar el voltaje suficiente para cargar la batería del teléfono, esta se ve forzada a intentar cargarse con lo poco que le llega; por otra parte si ofrece más voltajes del requerido, se puede sobrecargar y/o sobrecalentar. En cualquiera de dos casos nuestro teléfono se verá afectado en su tiempo de vida.

4-      Mantén tu teléfono bloqueado

Esto lo debemos utilizar frecuentemente debido a las actividades innecesarias que se pueden estar realizando dentro de nuestro dispositivo; por entidades externas a nosotros. Si no utilizamos un sistema de bloqueo para la pantalla de nuestro teléfono corremos con dos riesgos. El primero es que puede que nuestro teléfono se quede o mantenga con la pantalla encendida sin que lo estemos utilizando; esto genera una pérdida de batería innecesaria haciendo que nuestro teléfono se apague con mayor rapidez. Por otra parte también está el riesgo de que otras personas tengan la libertad de acceder a nuestro dispositivo cuando quieran; esto si no lo controlamos puede generar actividades no deseadas de uso de nuestro teléfono agotando de igual manera la batería del mismo.

Lo más recomendable es darle una configuración a nuestra pantalla, de manera que se pueda maximizar el uso de la batería;  activando los sensores de actividad del mismo teléfono ayuda mucho a mantener la pantalla apagada también.

5-      No almacenes imágenes en exceso dentro de la memoria interna

Si contienen demasiadas imágenes en la memoria interna de tu dispositivo, hará que el sistema trabaje de manera más lenta. Esto ocurre porque nuestro teléfono usa siempre es la memoria interna del mismo para realizar funciones del software; este se apoya en la memoria RAM y dependiendo del tamaño de este se puede ver la velocidad con la que trabaje. Muchas veces ocurre que llega un punto en la que nuestro teléfono nos dice que tenemos memoria insuficiente de almacenamiento; y empezamos a notar que trabaja más lento y se tarda en reaccionar o en dar respuesta. Lo mejor es intentar dejar la memoria RAM vacía, y que solo sea para el uso interno y necesario de nuestro teléfono.

Se recomienda el uso de memorias externas SD, ya que aquí sí podemos almacenar muchas imágenes; dependiendo claro del tamaño de la memoria. Mientras más grande sea la memoria SD podremos tomar y descargar más imágenes sin preocupamos de que nuestro teléfono se ralentice. En caso de no tener o no poder usar una memoria SD también se puede recomendar estar pasando de manera constante las imágenes a la computadora; así podremos ir liberando espacio en el teléfono. El uso de plataformas online de almacenamiento también es algo muy efectivo y que no te debes de preocupar por que se pierdan o borren de un ordenador o memoria.

6-  Usa los antivirus para mantener seguro tu teléfono

Aunque no lo creas y si no lo sabías, los teléfonos celulares también se pueden contagiarse por un virus informático. El teléfono se puede ver como una mini computadora, por ende al igual que esta, deberemos protegerlo con un sistema antivirus; si no posee uno de estos corremos con el riesgo de que pueda adquirir un virus en algún tipo de descarga, o visitando paginas extrañas.

El contenido de virus en nuestro teléfono altera el software del mismo; eso hace que las configuraciones del teléfono se modifiquen y pueden causar una utilización ineficiente del mismo. Si no poseemos un control de forma ordenada de cómo trabaja nuestro teléfono, no podremos saber si quiera cuanto nos dura la batería en verdad. Además que el mismo virus puede no solo alterar sino también dañar y perjudicar aplicaciones del teléfono; pueden ser aplicaciones de bajo uso o unas de alta prioridad que a fin de cuentas terminarán afectando mucho más a nuestro dispositivo.

7-      No uses la computadora como cargador

Usar la computadora o laptop como medio de carga de nuestro dispositivo es algo que las personas usan con frecuencia; pero esto es un error que muchos no se dan cuenta. A veces ponemos a cargarlo de esta manera y al rato nos damos cuenta que se vuelve a descargar con rapidez o que no ha sido cargado por completo. Esto se debe a que los puertos USB de los ordenadores no transmiten el amperaje necesario para que de verdad cargar un teléfono; estos solo tienen la suficiente cantidad de energía para mantener el teléfono encendido sin que se agote la batería.  Esto causa que el teléfono se cargue de manera no eficiente y fuerza a este a que se mantenga con muy poca batería; generando así a  futuro problemas con la batería.

Una manera de hacer esto a pesar de no ser recomendable es usar el puerto USB indicado. Existe un puerto USB en algunas laptops o computadoras que son para conexiones de red; estos poseen un amperaje mayor al de los puertos USB normales, por lo que cargar nuestro teléfono por aquí puede resultar menos perjudicial.

Ahora que sabes estos tips para que tu teléfono tenga un tiempo de vida más largo no deberías tener problemas a futuro. Ya sea que los uses en tu teléfono actual o cuando te compres uno nuevo; el implemento de estos consejos ayudará a que el dispositivo conserve un poco más el rendimiento de su batería de forma Óptima. Recuerda que todo dependerá siempre del uso que le demos a nuestros dispositivos;  los resultados se verán reflejados con eventualidad.  

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *